Destacado
Inicio » Alrededores » El Pallars Sobira

El Pallars Sobira

 

La comarca del Pallars Sobirá se sitúa en la parte occidental de los Pirineos leridanos. Se extiende, de sur a norte, desde el desfiladero de Collegats hasta el pueblo de Alós de Isil, siguiendo el curso del río Noguera Pallaresa, con sus afluentes el Noguera de Cardós y el Noguera de Vallferrera.

En la comarca se encuentra el lago más grande de los Pirineos, el de Certascan, y la cumbre más alta de Cataluña: la Pica de Estats con 3.143 metros. Es, sin duda, una de las zonas más bellas de todo el Pirineo.

La mayor parte del Pallars Sobirà está protegido. Se encuentran varias zonas de Interés Natural, el Parque Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, el Parque Natural de l’Alt Pirineu, la Reserva Natural Parcial del Noguera Pallaresa – Collegats. También hay bosques de renombre como el abetal de Mata de València, el bosque de Virós y el de Bonabé, el bedollar de Ancs y Baiasca.

Todos los pueblos de la comarca son característicos pueblos de montaña, con calles empedradas y tejados de pizarra. En total son quince los municipios del Pallars Sobirá: Sort (que es la capital de la comarca), Alins, Alt Àneu, Baix Pallars, Espot, Esterri d’Àneu, Esterri de Cardós, Farrera, la Guingueta, Lladorre, Llavorsí, Rialp, Soriguera, Tirvia y Vall de Cardós.

 
 

Turismo

Como hemos dicho, el Pallars Sobirá es un auténtico paraiso natural, ideal para practicar turismo activo como senderismo, bicicleta de montaña, paseos a caballo, etc. Pero también lo es para los que disfrutan practicando deportes de aventura. De entre todos estos deportes detacan los relacionados con las aguas bravas, ya que el río Noguera Pallaresa resulta ideal para la práctica del rafting, el kayak y el piragüismo, el hidrospeed. También hay sitios espectaculares para el descenso de barrancos, como el del Infern, el de Sant Pere, el de Escart o el de los Berrós.

Y en invierno, el Pallars Sobirà pone a disposición del visitante 76 km de pistas de esquí alpino con modernas instalaciones de telesillas y remontes y 18 km de pistas y circuitos de esquí nórdico. Estaciones como la de Super Espot, Port Ainé, Bonabé o Tavascán ofrecen al esquiador unas magníficas instalaciones y numerosos servicios. Por otra parte, al ser una comarca montañosa, los itinerarios para practicar las raquetas de nieve o el esquí de montaña son inacabables.

A lo largo de la comarca hay también importantes muestras culturales, siendo el románico el arte más representativo. Destacan la colegiata románica de Gerri de la Sal, la iglesia y las pinturas románicas de Sant Pau y Sant Pere, Sant Joan d’Isil, etc.

Y en cuanto a la gastronomía hay que señalar que el Pallars Sobirà es una comarca de montaña, por tanto bastante aislada, lo que ha condicionado la gastronomía tradicional. Por eso, entre sus platos típicos destacan los productos derivados del cordero (la girella, los quesos, el palpís, etc…), mientras que el gran ausente es el pescado de mar, que no se consumía a no ser que fuera salado o seco (bacalao, sardinas de cuba…). Son típicos platos como el “Solís”, la “girella”, o la butifarra traidora.

Visitas recomendadas

  • Monasterio de Santa María de Gerri de la Sal. El monasterio de Gerri de la Sal fue fundado en el año 807, y originariamente estaba dedicado a Sant Vicenç. El actual edificio de Santa María, consagrado el 25 de septiembre de 1149, fue construido según los esquemas habituales de los edificios monásticos alto-medievales. Desde el año 1970 la villa de Gerri de la Sal y el monasterio de Santa María de Gerri están declarados como paraje pintoresco, y desde el año 1995 como bien cultural de interés nacional con la categoría de conjunto histórico y monumento histórico, respectivamente.
  • Iglesia románica de Sant Joan d’Isil. Fue construida en el siglo XII, seguramente, sobre un antiguo monasterio benedictino. Es monumento histórico-artístico nacional desde 1951.
  • Iglesia de Santa María d’Àneu. La iglesia de Santa María de Àneu, es el único monumento que queda del conjunto monástico que antaño existió. Se han reproducido las pinturas murales del ábside central, que constituyen uno de los conjuntos pictóricos más importantes del románico catalán, tanto por su calidad plástica como por la originalidad icnográfica. Las pinturas originales se encuentran en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.
  • Despoblat de Santa Creu de Llagunes. En lo alto de un pequeño altozano del Valle de Siarb, se encuentran los restos de un recinto medieval fortificado, el despoblado de Santa Creu de Llagunes. La construcción se hizo encima de un primer asentamiento humano y data del año 1500 a.C. Después de diversas excavaciones y de una rigurosa restauración, hoy se pueden observar los muros de diversas viviendas, los restos de la muralla, la base de una torre circular y una pequeña iglesia de ábside semicircular. El material encontrado durante las excavaciones se puede ver en el pequeño museo que se ha habilitado, en la antigua escuela de Llagunes.
  • Ecomuseo de les Valls d’Àneu – Casa Gassia. El Ecomuseo nace a partir de una nueva concepción museológica y museográfica donde el visitante se adentra, de una manera activa y participativa, en las formas de vida del Pallars de principios de siglo. A diferencia del los museos tradicionales, el Ecomuseo no intenta abarcar toda su exposición dentro de un edificio, si no que se extiende por todo el territorio con la intención de explicar la vida en los valles. Las partes fundamentales del museo, se reparten por todos los pueblos de los valles de Àneu y, actualmente, se pueden visitar los siguientes centros: Casa Gassia, la aserradora hidráulica de Alòs d´Isil, el conjunto monumental de Son y el monasterio benedictino de Sant Pere del Burgal (S.XII) de Escaló.
 
 

Alojamientos recomendados en el Pallars Sobirá

Libros y guías sobre el Pallars Sobirá

 

VAL D’ARAN

PALLARS JUSSÀ

ALTA RIBAGORÇA

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*