Destacado
Inicio » Flora y fauna

Flora y fauna

 
 

El Parque de Aigüestortes encierra una gran diversidad biológica en sus diferentes ecosistemas: en las partes más bajas cultivos, prados y bosques caducifolios; en su cota media bosques de árboles con hoja perenne; y en la parte más alta pastos y flora de alta montaña. La huella del hombre se hace visible en la explotación turística, ganadera o hidroeléctrica, sin embargo gracias al alto grado de protección del que goza desde hace años, su fauna y su flora se ha preservado bastante salvaje, y es el hogar de especies muy interesantes, algunas de ellas en peligro de extinción e incluso extintas fuera el Parque.

 Vegetación

Dentro del Parque se han descrito hasta 1.471 especies vegetales, de las cuales hasta un 7,8% son endemismos pirenáicos. En las cotas más bajas y en los valles destacan los bosques caducifolios, con hayas, robles, fresnos, avellanos. Por ser bosques bastante umbríos crecen en ellos pocas plantas, como matorrales de boj. Por encima de los 1.500 metros aparece el pino negro y en las partes más húmedas y umbrías los bosques de abetos, acompañados de serbales. Y, por encima de los 2.000 metros los bosques van desapareciendo, siendo sustituidos por pastos y flora de alta montaña como la genciana alpina o nival.

 
 

Fauna

En el Parque viven aproximadamente unas 200 especies de vertebrados, de las que casi dos terceras partes son aves. En 1988 fue declarado por la Unión Europea (Zona de Especial Protección para las Aves) por la presencia de quebrantahuesos, urogallos, lagópodo alpino, perdiz pardilla y chova piquirroja. También hay que destacar la presencia del águila real, el buitre leonado, la perdiz nival, el pito negro, el treparriscos, el arrendajo, la lavandera blanca, el gorrión alpino, el agateador norteño o el roquero rojo.

En cuanto a los mamíferos, los más representativos son el rebeco, el jabalí, el armiño, la marta, el lirón gris, la ardilla roja, el corzo, la marmota y el gamo.

En los ríos principales y muchos de los lagos se encuentra la trucha común junto con otras especies autóctonas. Entre los anfibios es muy numerosa la rana bermeja, y el tritón pirenaico es significativo por su rareza. Y se pueden encontrar también reptiles como la culebra verdiamarilla o la venenosa víbora.

 

Foto de un anfibio en Aigüestortes

 

« FICHA

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*